Frases de la vida

Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer frases-celebres-gustavo-adolfo-becquer

Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer

05/03/2018

Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos, tan corto es el vivir.

Como en cuna de nacar que empuja el mar y que acaricia el cefiro, dormir parecia al blando arrullo de sus labios entreabiertos. Como en un libro abierto leo de tus pupilas en el fondo. Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, aunque sentí al hacerlo que la vida me arrancaba con él!. Despierta ríes y al reír tus labios inquietos me parecen relámpagos de grana que serpean sobre un cielo de nieve. Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre. Dos ideas que al par brotan, dos besos que a un tiempo estallan, dos ecos que se confunden, eso son nuestras dos almas. Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco enlazadas se aproximan, y al besarse forman una sola llama. El alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada. El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inéxplicable, todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo. El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones. El espéctaculo de lo bello, en cualquier forma que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo. El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo. Ella tiene la luz, tiene el perfume, el color y la línea, la forma engendradora de deseos, la expresión, fuente eterna de poesía. En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna. Hermosa tú, yo altivo, acostumbrados una a arrollar, el otro a no ceder, la senda estrecha, inevitable el choque. Hoy como ayer, mañana como hoy, ¡y siempre igual!, un cielo gris, un horizonte eterno y andar..., andar. Hoy la tierra y los cielos me sonríen, hoy llega al fondo de mi alma el sol, hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado.... ¡hoy creo en Dios!. La brilladora lumbre es la alegría, la temerosa sombra es el pesar: ¡Ay!, en la oscura noche de mi alma, La soledad es el imperio de la conciencia La soledad es el imperio de la conciencia. La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírselo. La soledad es muy hermosa... cuando se tiene junto a alguien a quien decírselo Llevadme, por piedad, a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria. ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas!. Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes a donde va?. Mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!. Mientras se sienta que se ríe el alma, sin que los labios rían, mientras se llore, sin que el llanto acuda a nublar la pupila, mientras el corazón y la cabeza batallando prosigan, mientras haya esperanzas y recuerdos, ¡habrá poesía!. Mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas, ¡habrá poesía!. No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas pero siempre habrá poesía. Nuestra pasión fue un trágico sainete en cuya absurda fábula lo cómico y lo grave confundidos risas y llanto arrancan. Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía. Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse en un instante el mar, podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá!. Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor. Por una mirada, un mundo, / por una sonrisa, un cielo, / por un beso... yo no sé /qué te diera por un beso. Si pudiera hacerse la disección de las almas, cuantas muertes misteriosas se explicarían. Todo es mentira: la gloria, el oro. Lo que yo adoro sólo es verdad: ¡la Libertad!. Triste cosa es el sueño que llanto nos arranca, mas tengo en mi tristeza una alegría... ¡Sé que aún me quedan lágrimas!. Y el pensamiento es necesario ejercitarlo, se debe cada día y de nuevo y de nuevo pensar, para conservar la vida del pensamiento. ¡Lástima que el Amor un diccionario no tenga donde hallar cuando el orgullo es simplemente orgullo y cuando es dignidad!. ¡Llora!, no te avergüences de confesar que me has querido un poco. ¡Los suspiros son aire y van al aire! /¡Las lágrimas son agua y van al mar! /Dime, mujer, cuando el amor se olvida /¿sabes tú adónde va? ¡Oh!, si las flores duermen, qué dulcísimo sueño!. ¡Qué hermoso es ver el día coronado de fuego levantarse, y a su beso de lumbre brillar las olas y encenderse el aire!. ¿A qué fingir el labio risas que se desmienten en los ojos?. ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¡Que es poesía!, Y tú me lo preguntas?. Poesía... eres tú. ¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?, pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós!. Por una mirada, un mundo, por una sonrisa, un cielo, por un beso... yo no sé qué te diera por un beso. frases-celebres frases-celebres-gustavo-adolfo-becquer

RELACCIONADO CON Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer

Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer

Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos, tan corto es el vivir.Como en cuna de nacar que empuja el mar y que acaricia el cefiro, dormir parecia al blando arrullo de sus labios entreabiertos.Como en un libro abierto leo de tus pupilas en el fondo.Como se arranca

Frases célebres de Adolfo Hitler

Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una heroica decision.

Frases célebres de Adolfo Marsillach

Creo que en la política ya sé diferenciar entre los pecados de los hombres y la limpieza de las ideas.En el fondo, la inmoralidades una cuestión de estética, porque los desnudos hermosos son decentísimos y los feos inmorales.

Frases célebres de Gustavo Dorz

Con frecuencia, algunos buscan la felicidad como se buscan los lentes cuando se tienen sobre la nariz.

Frases célebres de Adolfo Bioy Casares

El recuerdo que deja un libro a veces es más importante que el libro en sí.La eternidad es una de las raras virtudes de la literatura.

Frases célebres de Gustavo Gutierrez Merino

En este mundo de información, de técnica, el pobre está marginado del circuito económico.La teología es una reflexión sobre la fe y la fe lo que tiene que hacer es movilizar a las personas para cambiar.Un amigo es la mano que despeina tristezas.

Frases célebres de Gustavo Le Bon

El error es a veces más generador de acción que la verdad.El hombre que pretende obrar guiado sólo por la razón esta condenado a obrar muy raramente.Gobernar es pactar, pactar no es ceder.Las voluntades débiles se traducen en discursos, las fuertes, en actos.Pensar

Historia amp

Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer frases-celebres-gustavo-adolfo-becquer

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199