Frases célebres de Albert Camus

05/03/2018

A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad.

Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica.
Algún día habrá de caer la estúpida frontera que separa nuestros dos territorios (Francia e Italia) que, junto con España, forman una nación.
Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.
Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.
Cuán duro, cuán amargo es llegar a ser hombre.
Darse no tiene sentido más que si uno se posee.
Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.
El artista debe estar siempre con aquellos que padecen la historia, no con los que la hacen.
El deber es lo que esperas de los demás.
El encanto es la manera de conseguir la respuesta si sin haber realizado una pregunta clara.
El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.
El gran cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder, después de la segunda seguía siendo habitable, después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.
El hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es.
El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse.
El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.
En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.
En política son los medios los que deben justificar el fin.
Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.
Es mejor equivocarse sin matar a nadie y dejando hablar a los demás, que tener razón en medio del silencio y los cadáveres.
Es muy fácil obtener fama pero es muy difícil merecerla.
Es un tipo de esnobismo espiritual lo que hace a la gente pensar que pueden ser felices sin dinero.
Esta la belleza y estan los humillados. Por dificil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.
Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, golpeado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa.
Hay medios que no se pueden excusar.
He comprendido que hay dos verdades, una de las cuales jamás debe ser dicha.
Inocente es quien no necesita explicarse.
La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad. . . Nunca.
La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada por la provocación.
La estupidez insiste siempre.
La integridad no tiene necesidad de reglas.
La libertad no es más que una oportunidad de ser mejores
La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.
La necesidad de ser correcto, la muestra de una mente vulgar.
La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.
La verdadera generosidad, en relación con el futuro, consiste en dárselo todo al presente.
Lo absurdo es el pecado sin Dios.
Los artistas piensan según las palabras. Los filósofos, según las ideas.
Los tristes tienen dos motivos para estarlo.
Me decían que eran necesarios unos muertos para llegar a un mundo donde no se mataría.
Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo.
Nadie se da cuenta de que hay alguna gente que gasta excesiva energía simplemente para parecer normal.
No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.
No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mi, puedo no seguirte. Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo.
No es difícil tener éxito. Lo difícil es merecerlo
No esperes al juicio final, tiene lugar todos los día.
No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día.
No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio.
No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.
No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar
No ser amados es una simple desventura, la verdadera desgracia es no amar.
Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad infinita.
Para la prensa, como para el hombre, la libertad sólo ofrece una posibilidad de ser mejor, el servilismo no es más que la certidumbre de ser peor
Pensamientos de amistad
Raramente confiaremos en alguien que es mejor que nosotros.
Si dios existe, ¿para qué los curas?.
Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.
Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.
Toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura al fascismo.
Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.
Todas las revoluciones modernas han concluido en un reforzamiento del poder del estado.
Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol.
Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.
Un intelectual es una persona cuya mente se mira a sí misma.
Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.
¡quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!.
¿quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?.
frases-celebres frases-celebres-albert-camus

RELACCIONADO CON Frases célebres de Albert Camus