Frases de la vida sabiduria

Frases botinas de amor, amistad, vida, inspiradoras, motivadoras

Frases célebres de William Somerset Maugham

En ocasiones el exceso es estimulante. Evita que con la moderación se adquiera el mortal efecto de un hábito. La gente no busca razones para hacer lo que quiere hacer, busca excusas. La lectura no da al hombre sabiduría, le da conocimientos. Los tres deberes fundamentales de la mujer son ser bonita, ir bien vestida y no contradecir. Sólo una persona inepta rinde siempre al máximo de sus posibilidades.

Frases célebres de William Faulkner

La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen. Las mujeres no son más que órganos genitales articulados y dotados de la facultad de gastar todo el dinero del hombre. Lo más triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al día es trabajar. Lo que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia. Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que ...

Frases célebres de William Cowper

El dolor es, él mismo, una medicina. La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido, la sabiduría es humilde porque no sabe más. La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre sí a menudo conexión alguna. Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar. Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.

Frases célebres de Voltaire

(...) Se puede guiar a los hombres haciéndolos pensar por sí mismos, pareciendo dudar con ellos, conduciéndolos, como de la mano, sin que se den cuenta.
(Los judíos) Se cortan el prepucio en honor de Dios, cosa muy consecuente. Los hotentotes son más devotos: se cortan un cojón.
A los vivos se les debe respeto, a los muertos nada más que verdad
A vos os corresponde destruir al infame político que convierte al crimen en virtud. La palabra político significaba, en su origen primitivo, ciudadano, y hoy, gracias a nuestra perversidad, ha llegado a significar el que engaña a los ciudadanos. Devolvedle, Señor, su antiguo significado.
Al venir al mundo uno llora y los demás se alegran, es necesario morir riendo y que los demás lloren.
Algunos están destinados a razonar erróneamente, otros a no razonar en absoluto, y otros a perseguir a los que razonan.
Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande.
Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.
Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.
Cada hombre, en el fondo de su corazón, tiene derecho a creerse enteramente igual a los demás hombres, de ello no se desprende que el cocinero de un cardenal deba ordenar a su amo que le haga la cena, pero el cocinero puede decir: Soy hombre como mi amo, he nacido llorando como él, él morirá como yo entre las mismas angustias y las mismas ceremonias. Los dos tenemos las mismas funciones animales. Si los turcos se apoderan de Roma, y entonces yo me convierto en cardenal y mi amo en cocinero, lo tomaré a mi servicio.
La parte más filosófica de las historia es hacer conocer las tonterías cometidas por los hombres.
La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano.
La providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vida.
La religión mal entendida es una fiebre que puede terminar en delirio.
La superstición es a la religión lo que la astrología es a la astronomía, la hija loca de una madre cuerda.
La teología me divierte: la locura del espíritu humano se muestra allí en toda su plenitud.
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.
La vacilación es el más vehemente indicio de la debilidad de carácter
La virtud y el vicio, el bien y el mal morales, son pues en todos los países lo que es provechoso o dañino para la sociedad, y en todos los lugares y en todas las épocas al que más se sacrifique a lo público se le llamará el más virtuoso. Parece pues que las buenas acciones no son otra cosa que aquellas de las que obtenemos provecho y los crímenes las acciones que nos son contrarias. La virtud es el hábito de hacer las cosas que agradan a los hombres y el vicio la costumbre de hacer las cosas que les desagradan.
Las discusiones metafísicas se parecen a los globos llenos de aire, cuando revientan las vejigas, se observa cómo sale el aire y no queda nada.
Calumniad, calumniad que algo quedará.
Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.
Claro que el café es un veneno lento, hace cuarenta años que lo bebo.
Comprenderéis sin esfuerzo que es absurdo mantener, por medio de delatores y verdugos, la religión de un Dios al que los verdugos hicieron perecer. Es casi tan contradictorio como acaparar los tesoros de los pueblos y de los reyes en nombre de ese mismo Dios que nació y vivió en la pobreza.
Conviene siempre esforzarse más en ser interesante que exacto, porque el espectador lo perdona todo menos el sopor.
Creo que el ateísmo es tan pernicioso como la superstición.
Cuando el espíritu está abatido, es menester sacudirlo.
Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es casi incurable.
Cuando la naturaleza formo nuestra especie, nos dio unos cuantos instintos, el amor propio para nuestra conservacion, la benevolencia para la conservacion de los otros, el amor que es comun con todas las demas especies y el don inexplicable de combinar mas ideas que todos los demas animales juntos, despues de habernos dado asi nuestro lote, nos dijo: ahora, arreglaros como podais.
Cuando se trata de dinero todos son de la misma religión.
Cuando se trata de dinero, todos son de la misma religión
Cuanto más lee uno, más se instruye, cuanto más medita, más se halla en situación de afirmar que no sabe nada.
Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo.
Debemos amar a nuestro país aunque nos trate injustamente.
Decimos una tontería y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.
Desde tales hasta los más quiméricos charlatanes no hubo ningún filósofo que influyese ni siquiera en las costumbres de la calle donde vivía.
Detesto lo que escribes, pero daría mi vida para que puedieras seguir escribiendolo.
Dios es un comediante que actúa para una audiencia demasiado asustada para reír.
Dudar vale más que estar seguro
El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al corazón y al cuerpo.
El amor propio, al igual que el mecanismo de reproducción del genero humano, es necesario, nos causa placer y debemos ocultarlo.
El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado de ánimo mientras la naturaleza le va curando.
El ateísmo es el vicio de unas pocas personas inteligentes.
El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.
El divorcio probablemente se remonta a la misma época que el matrimonio. Yo creo, sin embargo, que el matrimonio es algunas semanas más antiguo.
El exceso de placer no es placer.
El fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma los sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un fanático novicio de grandes esperanzas, podrá pronto llegar a matar por el amor de dios.
El fanatismo es un monstruo que osa decirse hijo de la religión.
El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.
El hombre ha nacido para vivir entre las convulsiones de la inquietud o en la letargia del aburrimiento
El hombre se precipita en el error con más rapidez que los ríos corren hacia el mar.
El hombre, nos lo han dicho muchas veces, es.un oscuro enigma, pero ¿en qué lo es más que el resto de la naturaleza?.
El interés es el perfume del capital
El interés no tiene templos. Pero es adorado por muchos devotos
El orgullo de los humildes consiste en hablar siempre de sí mismos, el orgullo de los grandes, en no hablar de sí nunca
El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos, el orgullo de los grandes hombres es de no hablar nunca de ellos.
El placer da lo que la sabiduría promete.
El pobre no es libre, en todas partes es un siervo
El primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta, el segundo, un imbécil.
El que revela el secreto de otros pasa por traidor, el que revela el propio secreto pasa por imbécil.
El que sospecha invita a traicionarlo.
El que tiene miedo de la pobreza no es digno de ser rico.
El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo
El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo.
El secreto de no hacerse fastidioso consiste en saber cuando detenerse.
El sentido común no es nada común.
El tiempo es justiciero y pone cada cosa en su lugar
El único placer de la vida en Ginebra es que allí cada cual puede morir como le dé la gana. Hay mucha gente decente que ni siquiera llama al cura.
El verdadero valor consiste en saber sufrir.
En cierta ocasión hubo que escoger rey entre los árboles. El olivo no quiso abandonar el cuidado de su aceite, ni la higuera el de sus higos, ni la viña el de su vino, ni los otros árboles el de sus respectivos frutos, el cardo, que no servía para nada, se convirtió en rey, porque tenía espinas y podía hacer daño.
En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.
En la geometría no existen sectas.
Es imposible traducir la poesía. ¿Acaso se puede traducir la música?
Es imposible, en nuestro desdichado globo, que los hombres viviendo en sociedad no estén divididos en dos clases, la una de opresores y la otra de oprimidos, y estas dos se subdividen en mil y esas mil tienen aún matices diferentes.
Es increible y vergonzoso que ni predicadores ni moralistas eleven más su voz contra los abusos hacia los animales.
Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado.
Es una de las supersticiones de la mente humana imaginarse que la virginidad pueda ser una virtud.
Esta vida es una lucha permanente, y la filosofía es el único emplasto que podemos aplicar a las heridas que de todas partes recibimos
Francia es quizá de todos los países el que más ha unido la crueldad con lo ridículo. No hay tribunal en Francia que no haya hecho quemar a muchos magos. Había en la antigua Roma locos que creían ser brujos, pero no encontraron bárbaros que los quemasen.
Hasta el día de hoy no he conocido a nadie que no haya gobernado algún Estado. No hablo desde luego de los señores ministros, que gobiernan efectivamente, los unos dos o tres años, los otros seis meses y otros seis semanas, hablo de todos los demás hombres que, a la hora de cenar o en su gabinete, exponen su sistema de gobierno y reforman los ejércitos, la Iglesia, la magistratura y las finanzas.
Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.
Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas.
Ingenio, superstición, ateísmo, mascaradas, versos, traiciones, devociones, venenos, asesinatos, unos cuantos grandes hombres, un número infinito de canallas hábiles y sin embargo desdichados: he aquí lo que fue Italia.
La belleza complace a los ojos, la dulzura encadena el alma
La belleza complace los ojos, la dulzura encadena el alma.
La casualidad no es, ni puede ser más que una causa ignorada de un efecto desconocido.
La ciencia es como la tierra, sólo se puede poseer un poco de ella.
La civilización no suprime la barbarie, la perfecciona
La civilización no suprimió la barbarie, la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.
La democracia sólo parece adecuada para un país muy pequeño.
La duda no es una condición placentera pero la certeza es absurda.
La escritura es la pintura de la voz.
La esperanza es una virtud cristiana que consiste en despreciar todas las miserables cosas de este mundo en espera de disfrutar, en un país desconocido, deleites ignorados que los curas nos prometen a cambio de nuestro dinero.
La felicidad nos espera en algún sitio a condición de que no vayamos a buscarla.
La gente busca la felicidad como un borracho busca su casa, sabe que existe pero no la encuentra.
La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.
La ignorancia afirma o niega rotundamente, la ciencia duda.
La inquisición, como es sabido, es una invención admirable y sumamente cristiana para hacer al papa y a los monjes más poderosos y para convertir en hipócrita a todo un reino.
La más feliz de todas las vidas es una soledad atareada.
La naturaleza vuelve a los hombres elocuentes en las grandes pasiones y en los grandes intereses.

Frases célebres de Tales De Mileto

Busca una sola sabiduría. De todas las cosas la más antigua es Dios, porque no fue creado. El agua es el elemento y principio de las cosas. El placer supremo es obtener lo que se anhela. La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos, la más fácil es hablar mal de los demás. La esperanza es el único bien común a todos los hombres, los que lo han perdido todo, la poseen aún. La felicidad del cuerpo se funda en la salud, la del entendimiento, en el saber. Lo más fuerte es la necesidad, ...

Frases célebres de Sófocles

Acostada en medio de la desdicha, el alma ve mucho. Al hombre perverso se le conoce en un sólo día, para conocer al hombre justo hace falta más tiempo. Cásate, si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz, si no, te volverás filósofo, lo que siempre es útil para un hombre Constante y perpetua riqueza es la virtud. Cuando se trata de un mortal es preciso esperar su último día antes de llamarle feliz El éxito es dependiente del esfuerzo. El orgullo lleva consigo un castigo, la necedad...

Frases célebres de Sir Francis Bacon

Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos. Cuando el peligro parece ligero, deja de ser ligero. El argumento se semeja al disparo de una ballesta, es igual de efectivo dirigido a un gigante que a un enano. El conocimiento es poder. El dinero es como el estiércol: no es bueno a no ser que se esparza. El malo, cuando se finge bueno, es pésimo. El mar, por su naturaleza, estaría tranquilo y quieto si los vientos no lo revolvieran y turbaran. De la misma manera...

Frases célebres de Robert Lee Frost

El cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina. En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante. Escribir en verso libre es como jugar al tenis con la red abajo. Hay que amar lo que es digno de ser amado y odiar lo que es odioso, mas hace falta buen criterio para distinguir entre lo uno y lo otro. Un poema comienza en deleite y termina en sabiduría.

Proverbios Italianos

Del escuchar procede la sabiduría, y del hablar el arrepentimiento. Del mirar nace el amar y del no ver el olvidar. El amor hace pasar el tiempo, el tiempo hace pasar el amor El amor y la tos no pueden ocultarse El amor y la tos no pueden ocultarse. El regalo del mal hombre no trae consigo nada bueno. La sabiduría viene de escuchar, de hablar, el arrepentimiento Lo que se dice en la mesa debe ser envuelto en el mantel. Por muy pequeña que sea, la mujer siempre le gana al diablo en astucia...

Proverbios Chinos

Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa. Cada cual interpreta a su manera la música de los cielos. Cada paso que da el zorro le acerca más a la peletería. Cuando bebas agua, recuerda la fuente. Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro. Cuando el dinero habla, la verdad calla. Cuando el ojo no está bloqueado ve al ojo,cuando la mente no está bloqueada,el resultado es la sabiduría,cuando el espíritu no está bloqueado, el ...

Frases célebres de Pitágoras de Samos

Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela. Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho. Economizad las lágrimas de vuestros hijos a fin de que puedan regar con ellas vuestra tumba. Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres. El principio es la mitad del todo. Elige la mejor manera de vivir, la costumbre te la hará agradable. Elige una mujer de la cual puedas decir: Yo hubiera podido ...

Frases célebres de Pitágoras

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres El alma es un acorde, la disonancia, su enfermedad El hilo de la vida se aflojaría si no fuera mojado con algunas lágrimas El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía Elige la mejor manera de vivir, la costumbre te la hará agradable Elige la mejor manera de vivir, la costumbre te la hará agradable Escucha, serás sabio, el comienzo de la sabiduría es el silencio La libertad dijo un día a la ley: Tú me estorbas. La...

Frases célebres de Napoleón Bonaparte

A los franceses no les gusta alejarse mucho y permanecer mucho tiempo separados de ella. A los hombres se les debe gobernar con guante de acero dentro de guante de terciopelo. A partir de ahora, la verdadera fuerza de la República francesa ha de consistir en no admitir que exista una sola idea nueva que no le pertenezca. A todos nos gustaría haber sabido todo antes. Actúo en política como en la guerra: distraigo a un flanco para batir al otro. Al morir dejo dos vencedores, dos Hércules en ciernes...

Frases célebres de Muhammad Ali

El hombre que no tiene imaginación, no tiene alas La amistad no es algo que usted aprende en la escuela. Pero si usted no ha aprendido el significado de amistad, usted realmente no ha aprendido nada La sabiduría es saber cuándo no se puede ser sabio Ni siquiera sueñas con ganarme, será mejor que despiertes y pidas perdón No es arrogancia si puedes sostenerlo Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije, No renuncies. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón Servir a otros es ...

Frases célebres de Miguel De Unamuno

A menos pensamiento, pensamiento más tiránico y absorbente. A un pueblo no se le convence sino de aquello de que quiere convencerse. A veces, el silencio es la peor mentira. Ahora empiezo a meditar lo que he pensado, y a verle el fondo y el alma, y por eso ahora amo más la soledad, pero aún poco. Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá. Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que...

Frases célebres de Marco Tulio Cicerón

A pesar de que ya soy mayor, sigo aprendiendo de mis discípulos. Cuando los tambores hablan, las leyes callan. Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros. Cuanto más altos estamos, más debemos bajarnos hacia nuestros inferiores. De hombres es equivocarse, de locos persistir en el error. Difícil es decir cuánto concilia los ánimos humanos la cortesía y la afabilidad al hablar. Donde quiera que se esté bien, allí está la patria. El amor es el deseo...

Frases célebres de Marco Aurelio

A la piedra arrojada, no le importa caer ni subir. Acomódate a las cosas que la suerte te ha destinado, y ama con verdadero amor a los hombres con quienes debes convivir Con frecuencia bajo un traje sucio se esconde una gran sabiduría. Cuando el dolor es insoportable, nos destruye, cuando no nos destruye, es que es soportable. De las cosas que tienes, escoge las mejores y después medita cuán afanosamente las hubieras buscado si no las tuvieras. El tiempo es como un río que arrastra rápidamente...

Frases célebres de Leonardo Da Vinci

A veces presiento que mi alma está en sombras, entonces me inclino, te beso, y hay luz. Apenas nace la virtud, cuando ya genera contra sí la envidia, pues antes verás un cuerpo sin sombra que la virtud sin la envidia. Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo. Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto. Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte. Así, el estudio sin voluntad...

Frases célebres de Laurence Sterne

Esto se llama perseverancia en una buena causa y obstinación en una mala. La ciencia se puede aprender de memoria, pero la sabiduría no. La muerte abre la puerta de la fama y cierra tras de sí la de la envidia. La temeridad cambia de nombre cuando obtiene éxito. Entonces se llama heroísmo. Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.

Frases célebres de Lao-tsé

Aquello que miramos y no podemos ver es lo simple. Conocer a los otros es sabiduría. Conocerse a sí mismo es sabiduría superior. Imponer su voluntad a los otros es fuerza. Imponérsela a sí mismo es fuerza superior Da y tendrás en abundancia. Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte. Dios no recibe respuestas con palabras. El buen general vence, y allí se queda. Vence y no se jacta, vence porque es su deber. El que camina a grandes zancadas no irá muy lejos. El que sabe...

Frases célebres de Khalil Gibran

Algunos oyen con las orejas, algunos con el estómago, algunos con el bolsillo y algunos no oyen en absoluto. Amar a la vida a través del trabajo, es intimar con el más recóndito secreto de la vida. Anoche inventé un nuevo placer, y cuando lo iba a disfrutar por vez primera, llegaron violentamente a mi casa un ángel y un demonio. Entraron en mi puerta y disputaron acerca de mi nuevo placer. Uno gritaba: ¡es un pecado!, y el otro decía: ¡es una virtud!. Aquel que desee convertirse en maestro del...

Frases célebres de Juvenal

Cada quien sabe lo que trae en su morral. Confiar en todos es insensato, pero no confiar en nadie es neurótica torpeza. El deseo de dinero crece tanto como el dinero mismo El dinero huele bien venga de donde venga. El dinero se llora con un pesar más profundo que a los amigos o a los parientes. El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco. El mayor crimen es preferir la vida al honor y, por vivir la vida, perder la razón de vivir. El primer castigo del culpable es que su conciencia lo...

Frases célebres de Juan Luis Vives

Desventurado el hombre que no tiene quien le amoneste cuando tiene necesidad de ello. El corazón es lo primero que vive en la estructura del animal y lo último que muere. En él tiene su comienzo y su término la vida. Es la muerte la falta de instrumentos del alma por los cuales se prolonga la vida. La diligencia en escuchar es el más breve camino hacia la ciencia. La fuente de la vida es el corazón. La memoria se acrecienta usando y aprovechándose de ella. Lo comprado al precio de muchos ruegos...