Frases de la vida risa

Frases botinas de amor, amistad, vida, inspiradoras, motivadoras

Frases célebres de W. C. Fields

Empieza cada día con una sonrisa y mantenla todo el dia. La Navidad en mi casa es por lo menos seis o siete veces más agradable que en cualquier otro sitio. Empezamos a beber temprano, y cuando el resto de la gente ve un solo Santa Claus, nosotros vemos seis o siete Llega un momento en los asuntos de los hombres en que hay que coger el toro por los cuernos y enfrentarse a la situación. Yo no bebo agua, los peces fornican en ella.

Frases célebres de William Shakespeare

Algunas caídas son el medio para levantarse a situaciones más felices Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma Asume una virtud si no la tienes Comprarla a cambio de demasiadas preocupaciones es perder la vida Cualquiera puede dominar un sufrimiento, excepto el que lo siente. Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo. El amor de los jóvenes en verdad no está en su corazón, ...

Frases célebres de William M. Thackeray

Acuérdate de que con la misma facilidad te puedes casar con una rica que con una pobre El buen humor es el mejor traje que puede lucirse en sociedad Sin duda es mejor un amor prudente, pero es preferible amar locamente a carecer de todo amor Una sonrisa es un rayo de luz en la cara

Frases célebres de Víctor Ruiz Iriarte

El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca. La sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes. Sólo son tristes los tontos y los delincuentes. La sonrisa es el idioma universal de los hombres inteligentes

Frases célebres de Victor Hugo

A las mujeres les gusta sobre todo salvar a quien las pierde.
A nadie le faltan fuerzas, lo que a muchísimos les falta es voluntad.
Abrid escuelas para cerrar prisiones
Atreveos: el progreso solamente se logra así.
Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.
Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad.
Cuando el niño destroza su juguete, parece que anda buscándole el alma.
Cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga.
Desgraciado quien no haya amado más que cuerpos, formas y apariencias. La muerte le arrebatará todo. Procurad amar las almas y un día las volveréis a encontrar.
Dios es la evidencia insivible.
Dios es la plenitud del cielo, el amor es la plenitud del hombre.
El agua que no corre hace un pantano, la mente que no trabaja hace un tonto.
El amor abre el paréntesis, el matrimonio lo cierra.
El amor casto engrandece a las almas.
El amor es un ardiente olvido de todo.
El amor semeja un árbol: se inclina por su propio peso, arraiga profundamente en todo nuestro ser y a veces sigue verdeciendo en las ruinas de un corazón
El cuerpo humano no es más que apariencia, y esconde nuestra realidad.
El deber tiene una gran similitud con la felicidad de los demás.
El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.
El hombre tiene el amor por ala, y el deseo por yugo.
El infierno está todo en esta palabra: soledad.
El matrimonio, como los injertos, prende bien o prende mal.
El ojo ve bien a Dios solamente a través de las lágrimas.
El recuerdo es vecino del remordimiento.
El sufrir merece respeto, el someterse es despreciable.
El trabajo endulza siempre la vida, pero los dulces no le gustan a todo el mundo.
En los ojos del joven arde la llama. En los del viejo, brilla la luz.
Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien.
Es una cosa bastante repugnante el éxito. Su falsa semejanza con el mérito engaña a los incautos.
Hay tantas mujeres bellas, pero no hay perfectas.
Imputar la revolución a los hombres es imputar la marea a las olas.
Inspiración y genio son casi la misma cosa.
Juzgaríamos con mucha más certeza a un hombre por lo que sueña que por lo que piensa.
La arquitectura es el gran libro de la humanidad.
La belleza es tan útil como lo útil. Tal vez más.
La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.
La fidelidad de muchos hombres se basa en la pereza, la fidelidad de muchas mujeres en la costumbre.
La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente.
La humildad tiene dos polos: lo verdadero y lo bello.
La indigestión es la encargada de predicar la moral al estómago.
La libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía.
La melancolía es la felicidad de estar triste.
La pena de muerte es signo peculiar de la barbarie.
La popularidad es la gloria en calderilla.
La primera igualdad es la equidad.
La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.
La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.
La tolerancia es la mejor religión.
Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas.
Lo que bien se piensa, bien se expresa.
Los animales son de Dios. La bestialidad es humana.
Los cuarenta son la edad madura de la juventud, los cincuenta la juventud de la edad madura.
Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.
Nada tan estúpido como vencer, la verdadera gloria está en convencer.
Ningún ejército puede detener la fuerza de una idea cuando llega a tiempo.
No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre.
No existen paises pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus habitantes, como no se mide por la estatura la grandeza de un hombre.
No hay malas hierbas ni hombres malos, sólo hay malos cultivadores.
No olvidemos jamás que lo bueno no se alcanza nunca sino por medio de lo mejor.
No son las locomotoras, sino las ideas, las que llevan y arrastran al mundo.
Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha.
Quien me insulta siempre, no me ofende jamás.
Ser bueno es fácil, lo difícil es ser justo.
Ser discutido, es ser percibido.
Si tenéis la fuerza, nos queda el derecho.
Sólo viven aquellos que luchan
Todo número es cero ante el infinito.
Todo poder es deber.
Una casa sin hijos es una colmena sin abejas.
¡cosa curiosa! el primer síntoma del amor en un joven, es la timidez, en una joven, es la audacia.
¿Popularidad? Eso es la gloria en centavos.
¿Qué es un envidioso? Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta.
¿Qué es un envidioso?. Un ingrato que detesta la luz que le alumbra y le calienta.
Todo hombre es discipulo de alguna palabra profunda.
El alma tiene sus ilusiones, como el pajarillo sus alas: Son ellas quienes las sostienen.

Frases célebres de Shiki Masaoka

A gran velocidad se lleva el verano el río Mogami. A lo largo del río no encontré ningún puente ese día sin fin. A lo largo la mano corre por la barandilla del mirador. Los montes en primavera. Aguas termales.La Vía láctea en los cuerpos desnudos. Al borde de la muerte más sonora que antes Las cigarras en otoño. Al chirrido de los insectos sale la luna el jardín oscurece. Al encender la luz las sombras de las muñecas una para cada una. Apoyada a un árbol desnudo de raras hojas una noche estrellada...

Frases célebres de Séneca Marco Aneo

A los que con armas vencen, los vencen muchas veces los vicios. A los que poca experiencia tienen, mucho les acrecienta su mal, pensar que no tienen semejante. Acción es todo lo que vence a la razón. Ajeno es todo lo que nos viene en deseo. Al comienzo fueron vicios, hoy son costumbres. Al que la razón no pudo dar remedio, muchas veces se lo dio la paciencia. Al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder. Al que va de prisa se le hace grande un pequeño estorbo. Al tratar de ...

Frases célebres de Sarah Bernhardt

El que quiere estudiar el amor siempre será discípulo La felicidad pasa tan deprisa que no deja huella, salvo en el caso de las obras de la imaginación

Frases célebres de Roberto Obregón

Acérquense los del fuego, los enamorados de la vida. Nos calentaremos con estos nuestros corazones hechos leña bajo este rudo temporal, pero contentos. Aprehender, sí. Primero asimilando los matices y contornos ocultos. Lo húmedo, lo tibio, y si soy afortunado el rumor de tu sangre abriendo zanja en la vida. Aprended a ser profetas sin hablar del futuro. ¿No pertenecen los sueños al presente?. Como monedas echamos las palabras en la mente del niño para que con el tiempo su pensamiento sea un ...

Frases célebres de Refrán

A ayer lo conocí, pero a mañana nunca vi. A ave de paso, cañazo. A barco nuevo, capitán viejo. A bien obrar bien pagar. A boda ni bautizo no vayas sin ser llamado. A borracho o mujeriego, no des a guardar dinero. A buen adquiridor, buen expendedor. A buen amigo buen abrigo. A buen bocado, buen grito. A buen capellán, mejor sacristán. A los enemigos, bárreles el camino. A los quince, los que quise, a los veinte, con el que diga la gente, a los treinta, el primero que se presenta. A maestro...

Frases célebres de Ramón J. Sender

La televisión es una hija del cine que le ha salido disipada y de malas costumbres. Si el cántaro da en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro. Si el cántaro da en la piedra,o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro Sin risa y sin llanto la vida no tendría sentido ¡Qué pequeñas son mis manos en relación con todo lo que la vida ha querido darme!

Frases célebres de Pacoyo

A mi edad tengo una mala opinión del ser humano, cuya capacidad para el mal, para infligir dolor o abusar de los débiles es infinita. A pesar de no ser nunca el definitivo, el primer amor perdura para toda la vida. Cuando la mirada es sincera, se convierte en un puente entre dos almas. Cuando miro a una persona a los ojos y veo en ellos su corazón, intuyo que somos algo más que materia. El amor que dejaste en mi corazón me ayudará a encontrarte. El hombre más poderoso del mundo y el hombre ...

Frases célebres de Orison Swett Marden

La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible. La verdadera ciencia está muy por encima de los apasionamientos políticos, de las diferencias de raza e idioma y de los sectarismos religiosos. No se sale adelante celebrando éxitos sino superando fracasos. Un guijarro en el lecho de un pobre arroyuelo puede mudar el curso de un río. Vale más un céntimo bien empleado que un céntimo ahorrado.

Frases célebres de Maurice Maeterlinck

A veces no nos dan a escoger entre las lágrimas y la risa, sino sólo entre las lágrimas, y entonces hay que saberse decidir por las más hermosas. A veces, mejor que combatir o querer salir de una desgracia, es probar a ser feliz dentro de ella, aceptándola Aprendamos a esperar siempre sin esperanza, es el secreto del heroísmo. Cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que no conocía. Creen que no pasará nada porque cerraron la puerta. Cuando ponemos en marcha nuestro reloj...

Frases célebres de Martín Lutero

Aquel a quien no le gusta el vino, ni la mujer, ni el canto, será un necio toda su vida. El pensamiento está libre de impuestos. La facultad del oído es una cosa sensible: muy pronto se sacia y al poco tiempo se cansa y aburre. Mi risa es mi espada, y mi alegría, mi escudo Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda. Una mentira es como una bola de nieve, cuanto más rueda, más grande se vuelve.

Frases célebres de León Tolstoi

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa. Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si no se está muriendo de hambre. Compadezco al que no conoce el ajedrez. Causa ya alegría al aprendiz, al veterano le produce sumo placer. Dios existe, pero no tiene ninguna prisa en hacerlo saber. Ei matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso, si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde...

Frases célebres de José Miguel Rosario

Solo se que cada día me ilusiona mas, pero entiendo menos.... El caso es que te robaste mi corazón. Nunca te voy a olvidar... ENAMORATE DE ESTA REFLEXION : de tanto perder aprendí a ganar, de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo. Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber...

Frases célebres de Joseph Heller

En esta vida algunos hombres nacen mediocres, otros logran mediocridad y a otros la mediocridad les cae encima. Es verdad que optamos por la risa en casi todas las situaciones, con excepción de una que otra visita al dentista. He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un niño.

Frases célebres de Jona Espinoza Moran

Pasan los años pasa el verano pasa el otoño veo las hojas caer de los arboles veo el invierno que me acaricia con su brisa de frio veo como los ríos se secan encada palabra en cada hoja q escribo no dejo de escribir como si fuese un a adición el pensar en ti escribir hoja tras hoja lo q siento por ti termino una y sigo con otra nada me detiene solo tu sonrisa solo tus caricias solo tu corazón solo tú me puede detener de esta adicción de amor luz de lamba q ilumina mi corazón celestes cielos desprendidos...

Frases célebres de Johann Wolfgang Goethe

Es muy común recordar que alguien nos debe agradecimiento, pero es más común no pensar en quienes le debemos nuestra propia gratitud A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será. Actuar es fácil, pensar es difícil, actuar según se piensa es aún más difícil. Asombro: lo más elevado a que puede llegar el hombre. Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de...

Frases célebres de Joaquín Sabina

A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después. A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después. Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo, pongamos que hablo de Madrid. Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Con su todo es ahora, con su nada es eterno, con su rap y su chotis, con su okupa y su skin, aunque muera el verano y tenga prisa el invierno la primavera...

Frases célebres de Joan Winmill Brown

La Navidad! La propia palabra llena nuestros corazones de alegría. No importa cuánto temamos las prisas, las listas de regalos navideños y las felicitaciones que nos queden por hacer. Cuando llegue el día de Navidad, nos viene el mismo calor que sentíamos cuando éramos niños, el mismo calor que envuelve nuestro corazón y nuestro hogar

Frases célebres de Jacinto Benavente

A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho. Al amor lo pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos y con alas para salvarlo. Al verdadero amor no se le conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece Algunos escritores aumentan el número de lectores, otros sólo aumentan el número de libros. Bien sé que las mujeres aman, por lo regular, a quienes lo merecen menos. Es que las mujeres prefieren hacer limosnas a dar premios. ...

Frases célebres de Gustavo Adolfo Becquer

Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos, tan corto es el vivir. Como en cuna de nacar que empuja el mar y que acaricia el cefiro, dormir parecia al blando arrullo de sus labios entreabiertos. Como en un libro abierto leo de tus pupilas en el fondo. Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, aunque sentí al hacerlo que la vida me arrancaba con él!. Despierta ríes y al reír tus labios inquietos me parecen relámpagos de grana que serpean...

Frases célebres de Groucho Marx

Citadme diciendo que me han citado mal. Conozco a centenares de maridos que serían felices de volver al hogar si no hubiese una esposa esperándoles. Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio Cualquiera que diga que puede ver a través de las mujeres se está perdiendo un montón de cosas. Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean ...