Frases de la vida enemigos

Frases botinas de amor, amistad, vida, inspiradoras, motivadoras

Frases célebres de Voltaire (17)

Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo. Yo ví en 1725 a cuatro salvajes que habían sido traídos desde el Mississipi a Fontainbleau. Había entre ellos una mujer de color ceniciento, como sus compañeros, le pregunté por medio del intérprete que les acompañaba si ella había comido alguna vez carne humana, me respondió que sí, muy fríamente y como si se tratase de una pregunta corriente. Esta atrocidad, tan repulsiva para nuestra naturaleza, es...

Frases célebres de Vittorio de Sica

La Biblia enseña a amar a nuestros enemigos como si fueran nuestros amigos, posiblemente porque son los mismos. La televisión es el único somnífero que se toma por los ojos.

Frases célebres de Vincenzo Gioberti

El padre debe ser el amigo, el confidente, no el tirano de sus hijos. Los mayores enemigos de la libertad no son aquellos que la oprimen, sino los que la ensucian.

Frases célebres de Thomas Macaulay

Cuando la lucha entre facciones es intensa, el político se interesa, no por todo el pueblo, sino por el sector a que él pertenece. Los demás son, a su juicio, extranjeros, enemigos, incluso piratas. El mejor gobierno es el que desea hacer feliz al pueblo y sabe cómo lograrlo. En política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen. La ciencia avanza a pasos, no a saltos. La prueba suprema de virtud consiste...

Frases célebres de Refrán

A ayer lo conocí, pero a mañana nunca vi.
A ave de paso, cañazo.
A barco nuevo, capitán viejo.
A bien obrar bien pagar.
A boda ni bautizo no vayas sin ser llamado.
A borracho o mujeriego, no des a guardar dinero.
A buen adquiridor, buen expendedor.
A buen amigo buen abrigo.
A buen bocado, buen grito.
A buen capellán, mejor sacristán.
A los enemigos, bárreles el camino.
A los quince, los que quise, a los veinte, con el que diga la gente, a los treinta, el primero que se presenta.
A maestro de espada, aprendiz de pistola.
A manos frías, corazón ardiente.
A más no poder, acuéstome con mi mujer.
A misa, no se va con prisa.
A mucho amor, mucho perdón.
A mujer bonita o rica, todo el mundo la critica.
A nadie le amarga un dulce, aunque tenga otro en la boca.
A ninguno le da pena, comer cosita buena.
A buen entendedor, pocas palabras bastan.
A buen hambre, no hay pan duro.
A buen sueño no hay mala cama.
A buen viento, mucha vela pero poca tela.
A buena mujer, poco freno basta.
A buey viejo pasto tierno.
A burlas, burlas agudas.
A caballero nuevo, caballo viejo.
A caballo ajeno, espuelas propias.
A caballo de alquiler: mucha carga y mal comer.
A caballo grande, grandes espuelas.
A caballo que se empaca, darle estaca.
A caballo regalado no se le miran los dientes.
A cada cerdo le llega su San Martín.
A cada día su pesar y su esperanza.
A cada pajarillo le gusta su nidillo.
A cada puerco le llega su sábado.
A cada santo, le llega su hora.
A camas honradas, no hay puertas cerradas.
A camino largo, paso corto.
A carne de lobo diente de perro.
A cartas, cartas, y a palabras, palabras.
A casa del amigo rico, irás siendo requerido, y a casa del necesitado, iras sin ser llamado.
A casa vieja puertas nuevas.
A causa perdida, mucha palabrería.
A cautela, cautela y media.
A cena de vino, desayuno de agua.
A consejo malo, campana de palo.
A cordero extraño, no agasajes en tu rebaño.
A cualquier dolencia, es remedio la paciencia.
A cualquier dolor, paciencia es lo mejor.
A dádivas, no hay acero que resista.
A dineros dados, brazos quebrados.
A dios rogando y con el mazo dando.
A dios se dejan las cosas, cuando remedio no tienen.
A donde el corazón se inclina, el pie camina.
A donde entra mucho vino todos los vicios hacen camino.
A donde irá el buey que no are, sino al matadero?.
A enemigo que huye, puente de plata
A enfermo, niño o anciano, hay que tenderles la mano.
A espaldas vueltas, memorias muertas.
A falta de caballos, que troten los asnos.
A falta de pan buenas son tortas.
A fuerza de villano, hierro en mano.
A gran cabeza, gran talento, si es que lo tiene dentro.
A gran pecado, gran misericordia.
A gran salto, gran quebranto.
A gran subida, gran caída.
A grandes males, grandes remedios.
A hombre de dos caras, rayo que lo parta.
A honra demasiada, interés hay encubierto.
A hoy, lo veo, en mañana, poco creo.
A jugar y perder, pagar y callar.
A juventud ociosa, vejez trabajosa.
A la carne vino, y si es jamón, con más razón.
A la fortuna, por los cuernos.
A la fuerza no es cariño.
A la hora de la quema, se verá el humo.
A la larga el galgo a la liebre mata.
A la luz de la candela, toda rústica parece bella.
A la mar madera y a la tierra huesos.
A la mujer honrada, su propia estima le basta.
A la ocasión la pintan calva.
A la pereza persigue la pobreza.
A la sombra de los buenos, viven los malos.
A la sombra del favor, crecen vicios.
A la tercera, va la vencida.
A la vejez se apoca el dormir, y se aumenta el gruñir.
A la vejez y a la juventud, espera el ataúd.
A la vejez, viruelas.
A largos días, largos trabajos.
A las mujeres y a los charcos no hay que andarles con rodeos.
A las penas y al catarro, hay que darles con el jarro.
A lo hecho, pecho.
A lo lejos mirar y en casa quedar.
A lo que no puedas, no te atrevas.
A lo que no puede ser, paciencia.
A lo que no tiene remedio, oídos sordos.
A los buenos, dios se los lleva, y a los malos aquí se quedan.
A los curas caso omiso, y para mí un buen piso.

Frases célebres de Ramón Llull

A gran necesidad, gran diligencia. El amor nace del recuerdo, vive de la inteligencia y muere por olvido. El que no se posee a sí mismo es extremadamente pobre. La justicia te proporcionará paz, y también trabajos. No tengas amistad con quien tenga poderosos enemigos.

Frases célebres de Ramiro de Maeztu

La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen. La patria es espíritu. Ello dice que el ser de la patria se funda en un valor o en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan. Las autoridades son legítimas cuando sirven al bien, cesan de serlo al cesar de servirlo Libertad es nuestra propia tiranía, tiranía es la libertad de los demás Quizá la obra educativa que más urge en el mundo...

Frases célebres de Paul Ambroise Valéry

El gusto está hecho de mil repulsiones. El problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era. La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran. Lo que no se parece a nada no existe. Los dioses facilitan el primer verso, los demás, los hace el poeta. Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido. Nuestros pensamientos más importantes...

Frases célebres de Óscar Wilde

...apelando a la prudencia según ese libro de la cobardía cuyo autor se llama sentido común. A mí dadme lo superfluo, que lo necesario todo el mundo puede tenerlo. A veces pienso que Dios creando al hombre sobreestimó un poco su habilidad A veces pienso que Dios sobrevaloró su talento al crear al hombre. A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante. Admiro a los hombres que han pasado de los setenta, siempre ofrecen a las...

Frases célebres de Noël Coward

Cortaría dos cosas en esta comedia: el segundo acto y el cuello del actor secundario El dinero no nos proporciona amigos sino enemigos de mejor calidad Es extraordinario lo potente que es la mala música. La inactividad sólo apetece cuando tenemos demasiado que hacer. ¿Qué puedo decir de los Beatles? No he conseguido nunca entender lo que dice un cantante beat. Quizás con cuatro tendré un poco más de suerte

Frases célebres de Napoleón Bonaparte

A los franceses no les gusta alejarse mucho y permanecer mucho tiempo separados de ella. A los hombres se les debe gobernar con guante de acero dentro de guante de terciopelo. A partir de ahora, la verdadera fuerza de la República francesa ha de consistir en no admitir que exista una sola idea nueva que no le pertenezca. A todos nos gustaría haber sabido todo antes. Actúo en política como en la guerra: distraigo a un flanco para batir al otro. Al morir dejo dos vencedores, dos Hércules en ciernes...

Frases célebres de Lucano

Aléjese de los palacios el que quiera ser justo Hacednos, si queréis, enemigos de todas las naciones, pero apartad de nosotros la guerra civil Los hombres temen a los mismos dioses que han inventado Pensar que nada está hecho mientras quede algo por hacer ¡Tan miserable es salir vencedor de una guerra civil!

Frases célebres de Jorge Luis Borges

Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso. Antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo. Biografías: Son el ejercicio de la minucia, un absurdo. Algunas constan exclusivamente de cambios de domicilio. Como ser humano soy una especie de antología de contradicciones, de gaffes, de errores, pero tengo sentido ético. Esto no quiere decir que yo obre mejor que otros, sino...

Frases célebres de John Lubbock

Aun cuando sea grave error conceder nuestra amistad a los malvados y a los necios, es poco cuerdo hacérnoslos enemigos, porque son muy numerosos La crítica puede ser verdadera, pero no es, aun así, toda la verdad. Es interesante estar entre bastidores, pero no es allí donde mejor se ve la obra La primera y más elevada ambición que pueda tener un hombre es la de cumplir con su deber y la de gobernar su alma, que es su verdadero reino Nada apetecen tanto los hombres como conservar la vida, y nada...

Frases célebres de Jacques Bénigne Bossuet

Cuando Dios borra, es que va a escribir algo. El buen uso de la libertad -trocado en el habito- se llama virtud, y su mal uso, vicio En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás. La meditación es el ojo del alma. La posesión de la riqueza tiene lazos invisibles en donde el corazón se enreda facilmente. La vida humana se parece a un camino cuya salida...

Frases célebres de Jacinto Benavente

A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho. Al amor lo pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos y con alas para salvarlo. Al verdadero amor no se le conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece Algunos escritores aumentan el número de lectores, otros sólo aumentan el número de libros. Bien sé que las mujeres aman, por lo regular, a quienes lo merecen menos. Es que las mujeres prefieren hacer limosnas a dar premios. ...

Frases célebres de Isaac Rabin

Existe apenas una manera radical de preservar al ser humano. Sin armaduras, tanques, aviones o fortificaciones de concreto. La solución radical, señoras y señores, se llama Paz! La cordura vencerá Todas las ideologías que justifican el asesinato, acaban convirtiendo el asesinato en ideología Yo quisiera firmar un acuerdo de paz con el Príncipe de Mónaco y la Reina de Holanda, pero la paz se firma con los enemigos y Arafat es el principal enemigo

Frases célebres de Henry Longfellow Wadsworth

A veces podemos aprender más de los errores de un hombre que de sus virtudes. Adelante trabajando siempre logrando siempre buscando y aprendiendo a forjar y esperar. Al traductor, como al testigo llamado a juicio, deberá obligársele a extender la mano y jurar: decir la verdad y nada más que la verdad. Arte es poder. Cuanto más cerca está la aurora, más negra es la noche. Decídete y serás libre. Después del amor, lo más dulce es el odio. Diez yuntas de bueyes no atraen tanto como el pelo de...

Frases célebres de Heinrich Heine

Dios me perdonará: es su oficio Dios me perdonará: es su oficio. Dios nos ha dado la lengua para que podamos decir cosas amables a nuestros amigos y duras verdades a nuestros enemigos. En cuanto a la virtud, la fealdad es ya la mitad del camino Estoy seriamente convencido de que un francés que blasfema es un espectáculo más agradable para Dios que un inglés que reza La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado...

Frases célebres de Georg W. F. Hegel

Cien años de injusticia no hacen derecho El hombre que no es capaz de luchar por la libertad, no es un hombre, es un siervo El que vence al furor vence a los enemigos La libertad es la necesidad comprendida Todo lo racional es real, y todo lo real es racional

Frases célebres de Federico Nietzsche

No me caigo bien a mí mismo, dijo alguien para explicar su propensión a la sociedad. El estómago de la sociedad es más sólido que el mío, me aguanta. Sé al menos mi enemigo: así habla el verdadero respeto que no se atreve a implorar amistad. (...) el filósofo tiene hoy el deber de desconfiar, de mirar maliciosamente de reojo desde todos los abismos de la sospecha. (...) las intenciones morales (o inmorales) han constituido en toda filosofia el auténtico germen vital del que ha brotado siempre...

Frases célebres de Frank Sinatra

La música rock la hacen deficientes que cantan letras maliciosas, lascivas. Es la forma de expresión más brutal, nauseabunda, desesperada y viciosa que he tenido la desgracia de escuchar Me impresiona su tono de voz. Es como un cello Para tener éxito hay que tener amigos, pero para mantener mucho éxito hay que tener muchos amigos Voy a vivir hasta que muera Para tener éxito hay que tener amigos, para tener mucho éxito hay que tener enemigos. Para tener éxito hay que tener amigos pero para mantener...

Frases célebres de François De La Rochefoucauld

A los viejos les gusta dar buenos consejos, para consolarse de no poder dar malos ejemplos. A menudo se hace ostentación de las pasiones, aunque sean las más criminales, pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa, que nadie se atreve nunca a admitir. Al orgullo no le gusta deber, y al amor propio no le gusta pagar. Amamos siempre a los que nos admiran, pero no siempre a los que admiramos. Aquellos a quienes se condena al suplicio manifiestan a veces una fortaleza y un desprecio a la ...

Frases célebres de Francisco Villaespesa

Como un panal disuélvome en dulzura, desfallezco de todo: de ternura, de claridad, del éxtasis de verte... Conozco los secretos del alma del paisaje, y sé lo que entristece, y sé lo que consuela, y el viento traicionero y el bárbaro oleaje conocen la invencible firmeza de mi vela. Contra mis enemigos, terco y rudo, esgrimiré en la lid, que no me apoca, por lanza mi razón y como escudo mi carácter más firme que una roca. Cuando me dices: Soy tuya, tu voz es miel y es aroma, es igual que una paloma...